Qué hacer ante la morosidad en las comunidades de propietarios

Ante la subida de las facturas comunitarias, los administradores de fincas prevén un aumento de morosidad en las comunidades de propietarios. ¿Cómo actuar ante esta situación?
morosidad en la comunidad de vecinos

Subida previsible de morosidad en las comunidades

La crisis sanitaria que provocó el Covid-19, junto con la subida de las facturas de los servicios energéticos durante los últimos meses, ha generado un contexto pesimista en términos de morosidad en las comunidades de propietarios. Ya durante la pasada cuarentena, el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE) apuntaba que la tasa de morosidad había repuntado un 50%.  Ahora, la administración de fincas alerta de una previsible subida de morosidad en las comunidades de propietarios como consecuencia de la inflación y la subida de los gastos y las cuotas. Ante esta situación, el Gobierno ya ha anunciado un plan de contingencia para reducir el precio de las facturas en comunidades con caldera compartida.

El Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla advierte de una subida del 15% en la tasa de morosidad en comunidades, debido a un aumento mayor al 5% en las cuotas de las comunidades de propietarios. Miguel Ruiz Lizondo, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Aragón apuntaba que «la situación será insostenible«. Ante todas las múltiples declaraciones que han realizado los Colegios de Administradores de Fincas autonómicos, Salvador Díez, presidente en funciones del CGCAFE ha declarado que «es realmente urgente y necesario que la Administración Pública tome las medidas necesarias para afrontar este problema«, como prevención al previsible aumento de morosidad para el tramo final del año.

 
¿Qué hacer ante un vecino moroso que no paga la comunidad?

Ante este contexto, muchos administradores de fincas, junto a sus comunidades de propietarios, se cuestionan qué hacer cuando se produzcan casos de morosidad. Como responsable de la correcta gestión y funcionamiento de la comunidad de vecinos, es muy probable que los propietarios acudan al administrador de fincas en busca de una solución. Si eso sucede, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

1.   Comunicación en una Junta de Propietarios

Uno de los puntos del día de esta junta de propietarios, debe ser la liquidación de deudas de cada propietario. Tras aprobarlas en la asamblea, se debe notificar al propietario el requerimiento del pago dentro de un plazo de 20 días, siempre a través de burofax. Es importante cumplir la ley de protección de datos ya que el vecino moroso podría tener razones para demandar a la comunidad. Nosotros recomendamos no informar de nada de lo sucedido en el tablón de anuncios y mejor hablarlo en la junta general.

2.   Proceso legal

Si ha caducado el plazo de 20 días, el presidente de la comunidad de propietarios puede reclamar por via judicial el impago de la deuda, presentando las facturas y los documentos que demuestren la deuda pendiente.

Si durante los primeros 20 días el propietario salda la deuda, se paralizará el proceso. Si de lo contrario no realiza el pago, el juzgado podría declarar ejecución contra los bienes del propietario moroso por el importe que la comunidad de propietarios reclama más los intereses. Para más información sobre el procedimiento judicial habría que revisar qué dice la ley de propiedad ante vecinos morosos que no puedan pagar los gastos de comunidad.

¿Cómo te ayuda Unibo?

Ante el previsible aumento de morosidad en las comunidades de propietarios, es indispensable que el administrador de fincas tenga a su disposición herramientas que le faciliten el control de las cuentas de sus comunidades y la detección de impagos en éstas. En este sentido, Unibo ha creado la Cuenta Unibo, la primera cuenta bancaria pensada para los administración de fincas y sus comunidades de propietarios, con una operativa y unas funcionalidades pensadas para satisfacer sus necesidades.

La Cuenta Unibo ofrece una banca 100% digital al administrador de fincas, con una operativa transversal que le permitirá acceder en una única pantalla a todas las comunidades y sus cuentas a la vez, para poder llevar un seguimiento detallado de todos los movimientos y detectar a tiempo los impagos en una comunidad de vecinos.

Preguntas más frecuentes sobre morosidad en las comunidades de propietarios

A continuación encontrarás algunas de las preguntas más frecuentes con relación a la gestión de la morosidad en las comunidades de vecinos y su relación con la propiedad horizontal.

No existe una cantidad mínima ni máxima de cuotas pendientes de pago, por lo que realmente se podría iniciar una junta de propietarios para reclamar una única cuota pendiente.

Por definición, un propietario moroso es aquel que deja de hacer frente al pago de cualquier gasto comunitario, ya sea ordinario o extraordinario. De esta forma, se puede considerar moroso tanto a un propietario que debe 4 cuotas de la comunidad, como a aquél que no ha llevado a cabo el pago de su parte de una derrama comunitaria.

Como hemos mencionado anteriormente, el primer paso sería comunicarlo al administrador de fincas, siendo éste la figura responsable del correcto funcionamiento de la comunidad de propietarios. Es entonces cuando se debe convocar una junta de propietarios para poner en común la decisión a tomar y, como medida estricta, comenzar un proceso legal para demandar al propietario moroso.

De acuerdo con el artículo 1966.3º del Código Civil, las deudas y los impagos comunitarios prescriben a los cinco años, por lo que ese es el plazo que tiene la comunidad de propietarios para reclamar el impago.

¿Tienes alguna otra pregunta? ¡Permítenos ayudarte!

HAZTE YA de unibo

Porque mereces la mejor experiencia financiera

Un superviaje, cruceros mensuales, sorteos para los participantes, ¡y mucho más! Inscríbete ahora en el siguiente formulario y gana tus primeros 100 puntos.